MORELIA, Mich., 24 de enero de 2014.- Contraria a la postura que tomaron los empresarios de Tierra Caliente al amenazar con no pagar los impuestos ya que prácticamente se paralizó el sector económico en la región por el problema de inseguridad y los constantes enfrentamientos, este viernes, la presidenta de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Michoacán, Luisa Estela León Marín, aseguró que no será conveniente ésta actitud para resolver la difícil situación por la que atraviesa el estado, por lo que propuso la creación de una estrategia integral que venga acompañada de un programa de incentivos fiscales con algunas prórrogas para el pago de impuestos y que también contemple algunos estímulos para impulsar la inversión, con préstamos y créditos accesibles.

“La solución no es el no pago de los impuestos yo creo que la solución debe de ser más integral, debe de venir apoyada de un programa de incentivos, quizas de algunas prórrogas en el tema del pago de los impuestos, pero también debe de venir acompañada de estímulos para la inversión, de préstamos, de créditos, de apoyos directamente de las diferentes secretarías para justamente reactivar las actividades económicas que son propias de cada región del estado, yo creo que aquí sí debería de haber alguna participación de los órganos de gobierno y las instituciones para que se diera un apoyo integral a todas estas empresas, porque lo que más requiere Michoacán es que subsistan estas empresas y que comiencen a generar empleos”.

León Marín, recordó que no sólo es el problema de seguridad lo que ha afectado a los municipios de Tierra Caliente, ya que en todo el territorio michoacano, el sector productivo se ha perjudicado por los problemas económicos, la falta de liquidez y la deuda pública.

Respecto al rechazo de la Coparmex en Michoacán hacia la reforma hacendaria, la dirigente de dicho organismo empresarial, señaló que tiene tintes recaudatorios más que ser una reforma integral, por lo que aseguró que inhibirá las inversiones en el estado y no descartó el cierre de micro y pequeñas empresas que no tengan la capacidad para invertir en equipo de cómputo ni estén capacitadas adecuadamente.

“Fue una reforma con tintes recaudatorios y que evidentemente lo que nosotros vemos es que está inhibiendo la inversión y el crecimiento de las empresas, definitivamente si preevemos un cierre porque evidentemente no existe primero la capacidad económica para hacer la inversión, segundo no hay cuestiones de infraestructura para el servicio de internet, hay lugares que están alejados de este servicio, nosotros esperamos que salga algún nuevo esquema o alguna regla para justamente poder apoyar a todas estas pequeñas empresas”.