MORELIA, Mich., 27 de diciembre de 2015.-Debido a que de las 12 millones de mujeres rurales, sólo un millón cuenta con títulos ejidales, el presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Manuel Cota Jiménez, anunció que será el  próximo 5 de enero cuando se realizará un congreso de este sector cenecista que encabeza la senadora Mely Romero Celis, donde se demandarán que este sector no sea excluido de las políticas públicas del gobierno federal.

Según un comunicado de prensa, el evento forma parte de los trabajos con motivo de la conmemoración del 101 aniversario en que fue expedida la Ley Agraria de 1915 en Veracruz, donde se espera la asistencia de miles de delegados de la CNC de toda la República, funcionarios, gobernadores, legisladores priistas, alcaldes y líderes de la CNC de todo el país.

Tan sólo para la reunión femenil de un día antes se contará con la presencia de 4 mil delegadas cenecistas, informó la senadora Mely Romero Celis, secretaria de Acción Femenil de la CNC, quien cuenta con el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto de que se promoverá una política diferenciada para las mujeres del campo, luego de que, a través del titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, entregó una propuesta de apoyo para que este sector de la población, acceda sin barreras a los beneficios que otorga el gobierno federal.

Mely Romero Celis, senadora por el estado de Colima, recordó que el documento fue entregado al titular dela Sagarpa en el Consejo Político y de Desarrollo Rural de la CNC que se realizó el pasado 15 de diciembre, tras señalar que “nuestra tierra se afectó por el huracán Patricia y no podemos sembrar. Fuimos excluidas”. Se trata –explicó, de mujeres ya mayores de edad que no participan mucho en asambleas y quedan fuera de los beneficios del campo. Reconoció que el presidente Enrique Peña Nieto ha motivado el agro, que apoya a este sector y que también lo hace el secretario de Agricultura, sin embargo, destacó, muchas siguen sin ser tomadas en cuenta.

“Propongo, detalló, que el gobierno federal asuma políticas públicas afirmativas hacia las mujeres del campo como sucede con los créditos; flexibilizar las Reglas de Operación para que no siempre se exija el título de propiedad o carta certificada; y que los grupos beneficiados en todo el país estén integrados siempre por representantes de este sector; igual que haya una convocatoria de la SAGARPA para programas en beneficio a la mujer, a fin de que también se les den semillas y fertilizantes”.

La propuesta fue elaborada de forma conjunta con organizaciones de mujeres rurales del país y reúne las voces de millones, porque es un hecho de que hoy en día las mujeres que trabajan el campo no son beneficiarias de muchos programas de apoyo, debido a que no son propietarias de la tierra que trabajan, no se les informa o no cumplen con los requisitos estipulados en las Reglas de Operación.

Mely Romero resaltó que el invertir en las mujeres del campo es propiciar el desarrollo de las naciones y combatir directamente la pobreza alimentaria en el mundo, lo que es reconocido por organizaciones internacionales como la ONU, la FAO, la OCDE y el Banco Mundial.

Para quien preside también la Conferencia Nacional de las Mujeres Rurales de México, el apoyarlas significa apoyar a las familias, a todo el campo y, por consiguiente, al país.