APATZINGÁN, Mich., 22 de enero de 2014.- Con alrededor de 460 empresarios afiliados a la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) arrancó la llamada resistencia pacífica de comerciantes que a partir de este miércoles dejarán de pagar impuestos estatales, federales y servicios para manifestarse en contra de la inseguridad y contra las pérdidas económicas en sus negocios.

En conferencia de prensa, Carlos Omar Alavés, presidente de la Canaco en Apatzingán anunció que eventualmente se irán sumando otros mil 600 empresarios de otros sectores a esta medida, de tal manera que se dejarían de recaudar alrededor de 500 a mil millones de pesos en la hacienda pública.

Asimismo, los agremiados a este organismo empresarial solicitaron una audiencia con Alfredo Castillo, comisionado de la Federación en Michoacán, para explicarle la vulnerabilidad en la que se encuentran cientos de negocios en este municipio.