MORELIA, Mich., 28 de julio del 2014.- Más del 30% de la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) en Michoacán pasa por una condición económica difícil y “batalla” para sostener el nivel de empleos por diversos factores, entre ellos, la competencia desleal y la falta de flujo de efectivo, señaló el vicepresidente del Consejo Mexicano para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa (Comdepyme), Raúl Ávila Caravez.

En lo que va de este año, las mipymes reportan bajas ventas, pues no existe un verdadero flujo de efectivo que reporte ganancias para las empresas en Michoacán, afirmó Ávila Caravez en entrevista.

Y a esto se le suma la competencia desleal, dijo, sobre todo de productos asiáticos que entran de contrabando sin pagar aranceles o con niveles muy bajos de calidad que afectan la demanda de las empresas locales.

Esto se convierte en una barrera importante para sostener la planta laboral en el estado, señaló, pero además, los apoyos de gobierno tampoco aterrizan y algunos programas se retrasan en su funcionamiento, como en el caso del programa de útiles y uniformes escolares, que en estas fechas significa un repunte para varios empresarios michoacanos que tiene unidades productivas pequeñas.

Sin embargo, el vicepresidente de Comdepyme destacó dos factores que tiene un peso relevante en la situación actual de las empresas del sector que representa, uno de ellos es la competencia desleal y el otro el flujo económico en Michoacán durante este año, que, afirmó, es menor que el de años pasado, lo que implica una mala situación económica generalizada en la entidad.