MORELIA, Mich., 23 de agosto de 2013.- La fuga de capitales en México estuvo a la orden del día os primeros tres meses del año, cuando dejaron el país mil 508 millones de dólares, cerca de tres veces la cantidad que se fugó en el mismo periodo del año pasado, cuando salieron 588 millones de pesos, publica el portal electrónico del grupo periodístico Reforma.

De acuerdo con el artículo, la Secretaría de Economía reporta la mayor fuga en el sector financiero, pues señala que los inversionistas de la banca múltiple retiraron del país mil 76 millones de dólares.

Otras operaciones registradas como negativas ocurrieron en los sectores de telecomunicaciones alámbricas, por 195 millones de dólares; construcción de obras de urbanización, por 63 millones de dólares; fabricación de papel, 28 millones de dólares; y elaboración de alimentos sin especificar, 19 millones de dólares.

“Se han dado recompras de nacionales importantes y esto muestra una cifra negativa que afecta a toda la contabilidad, como efecto inverso la sustracción afecta el resultado de captación, si no lo consideráramos en el registro de IED la captación reflejaría montos más altos”, dijo Alejandro Faya, el director de Inversión Extranjera de la dependencia.

En nuevas inversiones, se explicó, si un extranjero compra una compañía local y después hay un proceso de recompra se registra como desinversión. Además, en el rubro de cuentas entre compañías, si la casa matriz hace una transferencia de dinero a la subsidiaria se considera IED pero cuando la local amortiza el préstamo y regresa el dinero se hace un registro negativo