MORELIA, Mich., 8 de octubre de 2013.- El estado de Michoacán, a través de su Secretaría de Desarrollo Rural, encabeza, junto con los gobiernos de Jalisco y Guanajuato, la defensa regional estratégica de los precios de granos, especialmente de maíz y sorgo, de los cuales se espera haya buenas cosechas en las tres entidades federativas.

De acuerdo con un comunicado de prensa, los titulares de Desarrollo Rural, funcionarios de Asteca, delegados de Sagarpa y Aserca, de los estados en referencia continuaron, en la capital michoacana, con la cuarta reunión para la defensa de los precios de los productos del campo, lo cual redundará en beneficio directo de los productores rurales.

El responsable de la política agropecuaria en Michoacán, Ramón Cano Vega, informó que entre las cuestiones más urgentes que ocupan a las autoridades del ramo de los mencionados estados, es la preparación de la comercialización de la cosecha de sorgo y maíz “ya que afortunadamente vamos a tener buenas cosechas”.

Señaló que se pueden presentar precios bajos en la temporada, por lo que se trabaja para asegurar la comercialización de los granos de manera regional para buscar un justo medio a los montos de venta.

“Hemos trabajado con los estados vecinos de Jalisco y Guanajuato con los que compartimos clima y condiciones productivas y comerciales, porque el problema de la comercialización rebasa al estado de Michoacán, y estamos tratando de construir un bloque para enfrentar la situación de manera conjunta”, destacó Cano Vega.

Mencionó que desde hace varios días se trabaja coordinadamente con el empleo de técnicas básicas para la protección de los precios de la ya cercana cosecha, aprovechando que la temporada de lluvias fue benéfica para el agro y la producción de granos será en términos generales favorable.

Indicó que el objetivo es uno y tiene que ver con garantizar a los productores rurales un buen ingreso en la venta de granos. Dio a conocer que en los próximos días se darán a conocer los detalles de las jornadas de trabajo que se han tenido con los titulares de las instituciones públicas de Michoacán, Jalisco y Guanajuato, como parte de un plan estratégico de carácter regional en la defensa de los agricultores.