MÉXICO, D.F., 6 de abril de 2014.- La Confederación Nacional Campesina aseguró hoy que el abasto de pescados y mariscos aumentará hasta en un 20 % en esta temporada de Cuaresma y Semana Santa y garantizó que, gracias a que las condiciones climatológicas son propicias, el abasto está garantizado en todo el país.

De acuerdo a un comunicado de prensa, el senador Gerardo Sánchez García, presidente de la CNC, indicó que a través de la Secretaría de Pesca y Acuacultura de esta organización se trabaja para que los productores del ramo reciban los apoyos institucionales aprobados por el Congreso de la Unión, ya que la finalidad es aumentar el consumo de los productos del mar y acuícolas durante todo el año y no sólo en los tiempos de vigilia con motivos religiosos.

Si bien, como sucede con el limón, algunas variedades de los alimentos de época adquieren precios prohibitivos a causa de los coyotes o intermediarios que en los últimos cuatro años los han incrementado en un 20 % (camarón, ostión, pulpo, jaiba y calamar, entre otros), el legislador reconoció que muchas otras especies se pueden adquirir a precios baratos para la mayoría de la población. Tal es el caso de la tilapia, el mero, robalo, atún y la sardina.

De acuerdo con la información oficial, la producción pesquera y acuícola nacional, la de aguas dulces, asciende a más de un millón 600 mil toneladas, lo que es garantía de incrementar el consumo per cápita en México hasta en más de un 30 %, lo que significa pasar de 9 a 12 kilos al año por persona de alimentos altamente nutritivos.

En un informe de Alfonso  Arvayo Arellano, presidente de la Unión Nacional de Acuacultura y Pesca de la CNC, se establece que el calor favorece el desarrollo pesquero pues presenta condiciones favorables para una mayor pesca y oferta de alimentos marinos, lo que garantiza que habrá suficiente pescados y mariscos para el consumo nacional y se podrá cumplir con los compromisos de exportación.

“En el Programa Nacional de Pesca y Acuacultura, se tiene un capítulo referente a la propuesta de reducir las importaciones de pescados y mariscos, debido a que eso se ha convertido en una limitante para que los productores nacionales, tanto de pesca de acuacultura como de altamar”.

Para el dirigente de la CNC, se requiere que los productores pesqueros y de acuacultura reciban los apoyos institucionales, pero también es necesario fortalecer la organización en los 22 estados de la República que cuentan con actividades de pesca y acuacultura. Actualmente “consideramos que con CONAPESCA tenemos las puertas abiertas y los recursos presupuestales están fluyendo con normalidad. Sin embargo, no son suficientes para aumentar de forma significativa la producción pesquera”, destacó.

Manifestó también que la CNC ha decidido ir hacia los acuacultores, ya que ellos no se acercan a nuestra organización muchas veces por desconocimiento de que somos capaces de interceder y gestionar recursos presupuestales para la modernización de la flota pesquera, que, en gran medida, es de pequeña escala y una productividad no satisfactoria.

El senador Gerardo Sánchez García sostuvo que en este ramo se puede llegar a metas y acciones no vistas en el pasado, ya que si se compara la pesca de acuacultura con la de altamar, se ofrece una alternativa de grandes dimensiones para hacer frente a problemas por hambre, desnutrición y a deficiencias alimenticias de ciertos segmentos de nuestra población.

La pesca controlada, lo que es la acuacultura, tiene un alto potencial productivo. De hecho contribuye con el 70 por ciento de la oferta de alimentos del mar. Entonces, hay que apoyarla y promover las exportaciones, enfatizó.