Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Iván Casimiro/Quadratín

El parque de los lagos turquesa, en Vancouver

Iván Casimiro/Quadratín
 
| 12 de agosto de 2018 | 9:45
 A-
 A+

VANCOUVER, BC, 12 de agosto de 2018.- El lago provincial de Joffre es un parque localizado a 35 kilómetros de Pemberton, en la Columbia Británica en Canadá, y fue establecido en 1988. Desde Vancouver, se encuentra a una distancia aproximada de 2 horas y media en auto.

Dentro del parque hay tres lagos de glaciares: Lower, Middle y Upper, que en español serían, Bajo, Medio y Alto. Lo peculiar de este parque es el color de sus tres lagos: un azul turquesa, a veces esmeralda, que cautivará a todo el que lo vea.

El efecto de este lago es ocasionado por pequeñas partículas de roca glaciar, localizadas en el fondo de éstos. Es decir, que en el fondo del lago hay una capa de agua congelada combinada con roca de fluor, también conocida como fluorita, que lleva ahí miles de años, y que con el paso del tiempo y el deshielo de los glaciares en la montaña localizada en el lago Upper, hace que estos tres asentamientos de agua tengan este peculiar y hermoso color.

Dentro de las actividades que se pueden hacer dentro de este parque se encuentran la pesca, sin embargo, se requiere de un permiso especial por parte del gobierno para poder realizarla. También se puede acampar en una zona específica en el tope de la montaña, donde se encuentran ubicados 26 espacios específicos para realizar esta actividad. El lugar está equipado con contendores especiales para depositar comida y no atraer a algunos animales salvajes que habitan cerca de la zona, tales como osos, ciervos y a veces hasta pumas.

También cuenta con un baño y dentro de la zona de acampar están prohibidas las fogatas. Asimismo, en invierno no se recomienda realizar esta actividad por las bajas temperaturas del lugar y el riesgo a ser víctima de una avalancha, proveniente de las montañas que le rodean. Desafortunadamente, para todos los amantes peludos de cuatro patas, los perros están prohibidos.

Por supuesto que la actividad más famosa en este parque es el hiking, o sea, subir la montaña, puesto que, si queremos ver el segundo y tercer lago, tendremos que subir la pendiente en un recorrido de entre dos y tres horas. Es recomendable descansar bien, tomar mucha agua y llevar los propios alimentos, puesto que en el lugar no hay ninguna tienda o establecimiento de comida. También, prepararse para estar en total contacto con la naturaleza, puesto que no hay recepción telefónica en todo el lugar.

Durante todo el recorrido hay diversos pasajes y fauna. Aunque es muy gratificante, es difícil y pesado, ya que en algunos puntos la elevación de la montaña puede llegar a ser hasta de 370 metros. Se pueden encontrar ríos, montañas, diferentes tipos de árboles y, si se tiene suerte, alguno que otro animal salvaje, animales que están dentro del bosque y no se acercan al paso de los escaladores.

En invierno, se recomienda visitar este parque solo para aquellos que tengan experiencia en skiing y usar zapatos especiales para la nieve, ya que durante el recorrido, el paso estará cubierto de nieve y hielo, y lo complicado sería bajar la montaña por su empinadura.

Para encontrar el primer lago hay que caminar tan solo cinco minutos, pero para llegar al segundo, es un recorrido de aproximadamente una hora y media, y para el tercero, dos horas.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales