Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Leopoldo Hernández/Quadratín

Cocineras tradicionales, vinos, quesos y cocina de autor, todo en MEB

Luis Felipe Reynoso/Quadratín
 
| 19 de mayo de 2018 | 20:06
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 19 de mayo de 2018.- En el marco del Festival Morelia en Boca, fue presentado el libro El Pescado Blanco en la historia, la ciencia y la cultura michoacana, un libro que podría propiciar a realizar políticas públicas sobre el tema, Y donde se destacó también la problemática que existe en los cuerpos de agua donde habita esta especie.

El investigador Enrique Florescano, uno de los coordinadores del libro, expuso que el pescado está muy relacionado con muchas cosas en Michoacán, “la muestra que se ve en artesanías, el mismo nombre de Michoacán, su nombre oficial. Cuando se redactó la primera Constitución, se abre un debate sobre qué quería decir Michoacán; se formó la comisión de diputados y otra de expertos para investigar, y así nació el nombre oficial de Michoacán”.

La antropóloga Teresa Rojas Raviela dijo en su intervención, que el libro le ha permitido comparar aspectos de aquella cuenca de México donde hubo pescado blanco y otras especies que también habitan en los lagos de Pátzcuaro Zirahuén y la región lacustre, por lo que ha sido muy interesante la lectura.

Dijo que el libro es una obra que tiene como dos grandes partes para mirar al pescado blanco desde la perspectiva de los estudios de las humanidades y ciencias sociales; una primera parte dedicada a la historia y la cultura con cuatro capítulos, y una segunda dedicada a la ecología y la sobrevivencia con seis capítulos.

En su visión, el libro posee textos que cabalgan entre la divulgación y la comunicación científica, “algunos mas inteligibles para mí, otros menos”, dijo, porque ella es antropóloga y en todo caso muy útiles para diversos especialistas, algo que de gran valor en el libro.

A su vez, el académico Napoleón Guzmán indicó qué libro surge a raíz de la intervención de tres personas del doctor Enrique Florescano, gran impulsor de este tipo de trabajos; Gerardo Sánchez, quien más allá de méritos científicos y académicos, tiene la capacidad de organizar grupos de investigación; la doctora Silvia Figueroa, quien ha publicado trabajos en la Universidad Michoacana y ahora como secretaria de Cultura ha dado aliento al proceso de investigación del libro.

 

Comentarios

Notas relacionadas

Principales