Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Necesario crear legislación que impulse el fomento a la lectura

Redacción/Quadratín
 
| 04 de noviembre de 2015 | 19:18
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 4 de noviembre de 2015.-Integrantes de la Comisión de Cultura, la directora de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y los directores de las librerías Porrúa Hermanos y Gandhi, coincidieron en la necesidad de crear una legislación que impulse el fomento a la lectura, fortalezca el mercado editorial y genere un mecanismo certero que regule a todos los actores involucrados.

La presidenta de la Comisión, senadora Blanca Alcalá Ruiz, dijo que es fundamental trabajar una ley que impulse el fomento a la lectura y que cree las herramientas necesarias que garanticen la salvaguarda de la industria del libro en el país.

Indicó que el concepto de “precio único” lleva a muchas confusiones, ya que en realidad es una herramienta que fija un precio pactado entre el distribuidor, el editor y los autores, “por lo que es necesario estudiar su viabilidad, ya que si este fuera a la baja sería para todo el país y en cualquier establecimiento”.

Destacó se deben buscar alternativas y una institución lo suficientemente sólida que actúe como una autoridad competente, encargada de regular a todos los actores de este sector y que tenga las facultades necesarias para actuar en consecuencia.

El senador del Grupo Parlamentario del PRD, Luis Humberto Fernández Fuentes, consideró que hay una pérdida gradual de las librerías de barrio, por lo que es fundamental crear una legislación que apoye a estos pequeños espacios culturales en el país, “pues cada vez hay menos y las que aún sobreviven están en un estado terrible de indefensión”.

Tenemos que apoyar a la industria para evitar rescates posteriores. No podemos pasar a ser un absoluto importador de libros, eso resultaría vergonzoso, por eso mi apoyo está encaminado para allanarnos a lo que la industria considere más importante, concluyó.

El senador del Grupo Parlamentario del PAN, Javier Lozano Alarcón, dijo que es importante crear una ley que sea funcional y que permita por todas la vías, técnicas, sociales y jurídicas el fomento de la lectura a través del impulso a las pequeñas librerías.

También se busca que el precio no sea una barrera para el acceso a la lectura, por ello el libro electrónico debe ser accesible, pero que a la vez permita la subsistencia de toda la cadena.

Se requiere de un mecanismo certero que regule a todos los actores de manera efectiva, de tal forma que impulse a las pequeñas, medianas y grandes librerías del país.

Su compañera de bancada, la senadora Mariana Gómez del Campo Gurza dijo que la decisión que tomen los legisladores debe enfocarse para que haya cada vez más lectores, ya sea por los distintos medios disponibles, pues mucha gente ha optado por la lectura electrónica, y “desde ahí revisaremos si se requiere legislar o no, ya que nos queremos equivocar y más adelante corregir”.

Marina Núñez Bespalova, directora general de Publicaciones de Conaculta dijo que es fundamental que la legislación apoye las pequeñas y grandes librerías del país, a través la inclusión del libro electrónico al precio único y el involucramiento de una autoridad que vigile el seguimiento y aplicación de la ley.

Dijo que no se puede hacer ningún programa de fomento a la lectura sin tener espacios donde se pongan a disposición los libros, y para ello es necesario de una gran variedad de lugares para su exhibición y comercialización, a fin de generar una competencia de vanguardia.

Por primera vez estamos en un escenario donde distintos sectores del libro estamos de acuerdo con ello, queremos trabajar juntos en un programa en común que fomente la lectura y fortalezca el mercado editorial, por lo que esto es una gran oportunidad, concluyó.

En tanto, el director de Librerías Gandhi, José Achar, expresó que es fundamental proteger a las librerías de “barrio”, a efecto de impulsar un mayor fomento a la lectura. “Todos vamos en el mismo sentido, lograr que en este país se abran nuevas librerías, porque lo primordial es proteger la cadena del libro”.

Aseguró que el precio único protege la cadena completa, independientemente si la lectura es electrónica o en una hoja de papel, “el hecho de que se pueda comprar un libro al mismo precio en cualquier librería, ayudaría a que puedan surgir librerías pequeñas”.

En tanto, Rodrigo Pérez Porrúa, director general de Porrúa Hermanos aseguró que a las librerías nunca se les ha dado la importancia que merecen dentro de la cadena del libro, aun cuando son estos espacios puntos de encuentro para el fomento de la cultura en las pequeñas ciudades.

Dijo que la ley debe recuperar y garantizar la subsistencia de las pequeñas librerías, así como de los espacios que permitan el fomento de la lectura a través de las pequeñas editoriales.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales