• 16°C
      en Morelia
  • 18°C
      en Lázaro Cárdenas
  • 20°C
      en Uruapan
  • 20°C
      en Zamora
  • 22°C
      en Apatzingán
|
Morelia, Michoacán, México a 11 de diciembre de 2018
Dic 11 2018
|
USD
Compra $
Venta $20.70
Jorge Augusto Vilchez Pella / Quadratín

Jorge Augusto Vilchez Pella / Quadratín

Nací  un 31 de mayo de 1957 en la ciudad de Chepén, del Departamento de La Libertad, Perú. Arribé a Morelia en mayo de 1975 con la finalidad de estudiar una carrera profesional. Estudié apenas tres años de Ingeniería en Siderurgia, en el Tecnológico de Morelia, pero estaba visto que las matemáticas no era lo mío, y decidí abandonar los estudios. De ahí me dediqué a diversos oficios, desde cocinero y  mesero, en la entonces cafetería “El Panal”; también la hice de vendedor de libros. Hoy, ya estoy nacionalizado mexicano.

Tengo tres pasiones: el periodismo, la poesía y el ajedrez. En el oficio periodístico, inicié como corrector de pruebas en el “Sol de Morelia”. Meses después, incursioné en el quehacer reporteril, precisamente en el área de espectáculos; luego, me probé en el área cultural, hasta que me definieron una sección informativa como la  estudiantil, particularmente la Universidad Michoacana. A la par que hacía notas informativas, elaboraba una columna denominada “Los Universitarios”, que abordaba diversos temas –académicos, sindicales y políticos- de la Casa Nicolaita.

En 1986, cuando decidí abandonar el Sol de Morelia, comencé a trabajar como corresponsal de “Diario de México” en Michoacán, tarea que me ocupó algunos años. Es en 1992 cuando comencé a editar el semanario “Opción de Michoacán”, en donde pasaron plumas reconocidas como Cuauhtémoc Méndez Estrada, Leopoldo González Quintana, Raúl López Téllez, quien también era el editor; el Premio Nacional de Periodismo, el caricaturista Octavio Medina Rosiles, entre otros.

A finales de los 80’s, conocí una cafetería denominada “El Monse”, centro donde se congregaban jugadores de dominó y ajedrez. Fue en ese entonces cuando frecuentaba, por las tardes, ese centro y donde, al mismo tiempo, aprendí  a jugar ajedrez. No había freno alguno a mi deseo de jugar este deporte-ciencia, y eran horas y horas las que ocupaba en ese entretenimiento. Hoy, sí lo practico, pero ya no como en aquella época, cuando a veces me amanecía jugando.

La poesía, una más de mis pasiones, surgió como una forma de expresar algún sentimiento que  entonces experimentaba por alguien. Aún concibo esa idea. He publicado en folletos y revistas algunos de mis poemas. Aún no tengo publicado un libro de poesía, y esto es uno de mis propósitos que no he dejado de trazar. 

Con frecuencia recurro a lecturas de autores consagrados, sobre todo en la poética: Jorge Luis Borges, César Vallejo, Eugenio Montale, Salvatore Quasimodo, Tomas St. Eliot, Giorgio Seferis, Constantino Kavafis, Pier Paolo Pasolini, Ezra Pound, entre otros..

De la música, tengo aprecio por las composiciones de Vivaldi, Chopin, Debussy, Pachelbel; la música tocada en piano y/o violín. Me gusta oír la música y canciones de los 60 y 70’s sea en español o inglés;   a cantantes como Pavarotti, Plácido Domingo, Barry White, Emma Chaplin, Teresa Salgueiro, Sarah Brightman,  Lara Fabián, entre otros más.

Tengo dos hijos: Jorge Irving e Ingrid Paola, a quienes amo profundamente.

Articulos