En el Estado Mayor Presidencial (EMP) lo cuentan entre sonrisas:Días antes de dejar la Presidencia de la República, Felipe Calderón, y su esposa Margarita Zavala encabezaron una reunión de despedida en Los Pinos con quienes convivieron durante el sexenio.Ahí iba la pareja desbordando gratitudes, abrazos y alguna remembranza.Del buen ambiente habla el recuerdo de una militar.-¿Cómo se llama? –preguntó el presidente.-Margarita –le recodó ella.-Usted sí es Margarita, porque ella es Márgara –sonrió el primer mandatario y señaló a su esposa ante la risa de quienes escucharon.Siguió el corrillo.También la señora Zavala tuvo una sorpresa.-Nos da tristeza que se vaya, señora –descargó su nostalgia un uniformado.-No, hombre. Aquí nos vemos en seis años.Ayer, a la distancia, los comentarios volvían sobre los elogios presidenciales a la ex primera dama.Ojalá pueda seguir su magnífica carrera, refirió Calderón cuando Joaquín López-Dóriga le recordó el ascenso político de Margarita y su paso por la Cámara de Diputados.En otro espacio, en el Partido Acción Nacional (PAN), avizoran un escenario donde el ex presidente intentará mantener alguna influencia y, efectivamente, impulsar a la ex primera dama a nuevos cargos, en primera instancia la dirigencia y, por qué no, su candidatura en 2018.Como lo dijo doña Margarita.MANCERA SE RESISTE A PRESIONES DEL GDF Y TRIBUSMiguel Mancera empieza a recoger los cacharros de su antecesor.Se le acumulan:La crisis en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) se prolonga sin soluciones a la vista.El Distrito Federal está amenazado por el embajador de Azerbaiyán, Iigar Mukhatarov, de perder miles de millones de dólares en inversión si se retira la estatua del dictador Heydar Aliyev del Bosque de Chapultepec.La violencia desatada el sábado pasado en el corredor Zócalo-Paseo de la Reforma ante la paciencia y complacencia de la fuerza pública capitalina, con su secuela de detenidos y su carga de identificación ideológica con la izquierda radical.La revitalización de René Bejarano y su tribu Izquierda Democrática Nacional (IDN), desde cuya posición es capaz de retar al presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, por la firma del Pacto por México, justo cuando Marcelo Ebrard pugna por la unidad a fin de heredar una organización fortalecida.Las presiones para heredar funcionarios y asignar cuotas a todas las tribus.Eso más la ciudad dinamitada con obras inconclusas, proyectos oscuros y compromisos incumplidos.Mancera repasa los saldos en víspera de tomar posesión y trata de resistir para ganar autonomía y gobernar sin los atavismos de una izquierda sectaria y cuya óptica ve a la ciudad como botín.O SE GUARDA SUS NOMBRAMIENTOS O HAY REBELIONPor todo lo anterior es interesante qué hará hoy el futuro jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF).Si no hay cambio, porque su cuartel está sometido a embates desde todos los frentes grupales y clientelares de quienes lo impulsaron –más el PRD y menos el Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC)-, este martes se ceñirá a lo mínimo.Dará unos cuantos nombres: los de su oficina y ya.Se reservará para el límite del tiempo, como anunciamos aquí el jueves pasado, el anuncio de su equipo de trabajo completo.Hasta anoche seguía firme la idea de darlo a conocer hasta el miércoles.Antes o después de la asunción, pero hasta tener el poder para evitar una rebelión.Como se fue Manuel Mondragón, la lista de quienes repetirían se ha reducido:-Héctor Serrano, secretario de Gobierno.-Jesús Rodríguez, procurador.-Armando Ahued, secretario de Salud.Y los dos primeros dependen de los resultados sobre las investigaciones del vandalismo del sábado porque no quiere heredar la condena social.Bien lo dijo ayer Emilio Gamboa, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República:“Esa violencia es lo menos que quiere la sociedad mexicana. Por ello exigimos la investigación correspondiente y que los infractores sean sancionados de acuerdo a la ley”.