MORELIA, Mich., 13 de junio de 2019.-  Cuestionado en cuanto a la definición del plantel de cara al Apertura 2019, el mediocampista Mario Osuna, dejó entrever que llegaría un defensor colombiano a las filas del equipo, por lo que toman fuerza los rumores que colocan al jugador del Atlético Nacional, Daniel Bocanegra, como el segundo refuerzo de Monarcas Morelia. 

Luego de que la semana pasada trascendiera que el cafetalero Daniel Bocanegra, prácticamente estaba arreglado con la Monarquía, su traspaso se mantiene en duda, pues ni su club a pesar de terminar contrato a principios de junio, ni los michoacanos lo han confirmado. Sin embargo, su nombre si suena al pie del Cerro del Quinceo.  

“Desde luego que siempre hacen falta refuerzos. Pero ese es un tema que la directiva y cuerpo técnico lo analizan. Sino más lo recuerdo, hasta ahora está Fernando (Aristeguieta) el venezolano, y por ahí un nombre de un central colombiano. Pero ellos se encargan de esa parte, nosotros de entrenar; tenemos una buena base y mientras lleguen los refuerzos para aportar, serán bienvenidos”, afirmó el Mono Osuna, la mañana de este jueves.

Bocanegra se puede desempeñar tanto en la lateral derecha como central, tiene 32 años de edad. Una de sus cualidades son los cobros de tiros libres, ya que con Atlético Nacional registró 23 anotaciones por esta vía.

Trabajan a tope en el campamento purépecha

Tras reportar la pasada semana, el camiseta número 8 del equipo de La Fuerza, adelantó que su trabajo durante el próximo semestre se enfocaría como contención en compañía de Aldo Rocha.

“Cómo es normal siempre la pretemporada se ha enfocado más en la parte física. Se ha trabajado bastante bien, ya estamos en la segunda semana, el profe (Javier Torrente), ha hecho varios días de fútbol con espacios reducidos para ir soltando el cuerpo y creo, vamos bastante bien. Platicando con el profe, creo que me va utilizar más de contención. Me gusta mucho porque es mi posición natural, más cómoda. Se prevé hacer la dupla con Aldo Rocha”, concluyó el sinaloense.