MORELIA, Mich., 14 de julio de 2020.- El multimedallista paralímpico de atletismo, el michoacano Salvador Hernández Mondragón, continúa con su preparación en casa, sin perder de vista su objetivo, los Juegos Paralímpicos de Tokio, Japón, que se reprogramaron para realizarse del 24 de agosto al 5 de septiembre.

“Mi sueño deportivo es estar en los Juegos Paralímpicos de Tokio, desgraciadamente por la pandemia todos mis eventos de fogueo quedaron suspendidos, pero sigo soñando con estar compitiendo y lograr ganar una medalla para mi país que tanto amo”, destacó el velocista de silla de ruedas, quien en Japón cumpliría con su séptima cita en el certamen más importante del deporte adaptado.

El moreliano conquistó la presea de bronce en la final de 100 metros, categoría T52, en Río 2016, insignia con la que llegó a ocho medallas paralímpicas. En los Juegos Paralímpicos de Sídney 2000 cosechó dos oros y una plata, en Atenas 2004 sumó un oro y una plata y en Londres 2012 ganó plata y bronce.

Debido a la contingencia sanitaria, impuesta por el coronavirus Covid 19, se mantiene en casa, en donde continúa con su preparación y también descubre sus habilidades en la cocina.

“La cuarentena la estoy llevando en casa, ha sido un poco difícil porque estoy acostumbrado a levantarme temprano a entrenar en la pista o en el gimnasio, todos los días, pero ahora tengo que hacerlo en mi casa, rodar en un rodillo de entrenamiento y hacer un poco de pesas y ligas; pero también me ha dado la posibilidad de estar más tiempo con mi esposa y mi hijo y he estado aprendiendo a hacer recetas de cocina, mi hijo dice que guiso mejor que su mamá”, compartió entre risas el subcampeón mundial de Londres 2017.

Salvador se mantiene en contacto con su entrenador Joel Espinoza, al igual que con el personal médico y terapistas del Centro Paralímpico Mexicano (Cepamex), de la Conade.

“He comprado ligas y algunas mancuernas de pesas y con eso me mantengo en forma, aprovecho todos los ejercicios que aprendí durante toda mi trayectoria deportiva, además de improvisar con algunos otros. Voy llevando mi programa de entrenamiento en la medida de lo posible, el entrenador cada semana me manda el programa y lo ajusto de acuerdo con lo que puedo hacer y con los aparatos que tengo en casa”, explicó el atleta, quien acumula cerca de 18 preseas mundialistas.