MORELIA, Mich., 20 de julio de 2019.- Debut amargo para Monarcas Morelia en el Apertura 2019, tras caer 4-2 ante el actual campeón del fútbol mexicano, los Tigres de la UANL, que los termina por vencer gracias a un doblete de Javier Aquino, en la cancha del Estadio Universitario de Nuevo León.

El próximo encuentro del equipo de La Fuerza en el semestre, será el próximo viernes 26 de julio contra los Rojinegros del Atlas, en lo que será además también su presentación frente a la afición michoacana. Mientras que el defensor de la corona, saldrá de la Sultana Norte para medirse ante el Guadalajara.

Puesto en marcha el partido, la oncena Felina se apoderó del control del esférico al mismo tiempo de que buscaban apresurados el arco del conjunto michoacano. Al 15’, se presentó la primera de peligro, en un centro desde la zona izquierda a cargo de Lucas Zelarayán, que terminó en los pies de André Gignac, quien casi saca la pelota del Volcán.

Sin embargo, no tardaría mucho para que los cartones se movieran a favor del campeón, luego de un fogonazo en el límite del área de Luis Chaka Rodríguez, que rebasó la línea de meta al estilo campaneado. ¡Un pedazo de gol!.

Cuando todavía la Monarquía no se recuperaba de la primera anotación, Luis Quiñones se adentraba con el balón por la pradera izquierda, levantó la cabeza y asistió a Rafael Carioca quien desde muy cerca del manchón de penal, mandó la pelota muy cerca del poste izquierdo, con el segundo de la noche, a los 27 minutos.

Al 34’, nuevamente el colombiano Quiñones, quien momentos después se marcharía del terreno de juego por lesión, puso el balón como con la mano en el corazón del área, en donde apareció el cabezazo de Javier Aquino, imposible para el charrúa Sebastián Sosa.

Para la segunda mitad, Javier Torrente decidió modificar su once inicial, al mandar al terreno de juego a los refuerzos Fernando Aristeguieta y Luis Mendoza, dupla que sería fructífera a corto plazo, ya que en su primera pelota que tocaron, el Quick la mandó al fondo de las redes, gracias a la asistencia del ariete venezolano, a pocos segundos del minuto 46’.

Posterior a un juego semilento y trabado en medio campo, con la pelota en los botines de los Felinos, Cándido Ramírez controló por la izquierda para sacar un centro a zona de peligro, en donde salió de forma errónea el arquero norteño Nahuel Guzmán, para dejarle la pelota a merced, de Gastón Lezcano, quien no tuvo piedad en poner el 3-2.

Con el peligro de perder la ventaja, Aquino se encargó de sentenciar el partido con un golazo desde la orquilla izquierda del área, que dejó sin posibilidades al guardameta purépecha, para evitar el 4-2, en el minuto 5 de un total de 6, de compensación.

Tigres: Guzmán; Diaz, Salcedo, Ayala, Pizarro, Aquino, Rodríguez, Carioca, Zelarayán, Gignac y Quiñones.

Monarcas: Sosa; Achilier, Vegas, Martínez, Velarde, Osuna, Flores (Mendoza 46’), Lezcano, Millar (Aristeguieta 46’), Rocha y Sansores.