MORELIA, Mich., 18 de octubre de 2019.- En un arranque y hecho inédito en el fútbol mexicano, los Tiburones Rojos del Veracruz no jugaron el balón en los primeros 4 minutos del partido correspondiente a la jornada 14, en el cual reciben a los Tigres de la UANL; posteriormente, comenzaron a jugar pero con 2 goles recibidos en el Pirata Fuente.

Ante un Tigres desconcentado de lo que sucedía, decidieron mover el balón hasta que al primer minuto con 39 segundos’, desde la media cancha, Luis Chaka Rodríguez la mandó al fondo de las redes sin que algún movimiento de los Jarochos se lo impidiera.

Incrédulos ante la situación frente a unas estatuas jarochas y en medio de una silbatina de parte de la afición local, André Gignac metió el segundo pese al toque de Eduardo Vargas al estar frente al arquero Sebastián Jurado.

Los visitantes exigieron y reclamaron al silbante Fernando Hernández, ante lo que ocurría, sin embargo, los Tiburones tocaron el balón pero sin la seriedad necesaria, lo cual ocurrió que Edu Vargas colocará el tercero en los cartones pese al lance de Jurado.

Con mayor ímpetu, Veracruz juega el partido pero con tres goles recibidos a los 25 minutos del encuentro que se disputa en el puerto veracruzano.