MORELIA, Mich., 29 de marzo del 2020.- Retener el salario de trabajadores durante la contingencia por el coronavirus es un acto doloso  que va contra la solidaridad y compromiso social que nos exige una crisis de salud como la que vive México, afirmó el diputado Alfredo Ramírez Bedolla.

De acuerdo con un comunicado, el secretario de Bienestar en la Asociación Nacional de Legisladores de la 4T refirió que ante la necesidad de quedarse en casa para evitar la propagación del COVID-19, se avizora un periodo difícil para nuestra economía, por lo que no se debe dejar a los trabajadores en situación de riesgo privándolos de sus ingresos.

Es apremiante que Rectoría de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) pague los salarios y prestaciones que adeudan desde diciembre a casi 3 mil empleados universitarios; sus familias no pueden quedar en indefensión durante la contingencia de salud, expresó Ramírez Bedolla.

A finales de 2019, el gobierno federal otorgó a la UMSNH 550 millones de pesos extraordinarios para pagar las dos quincenas de diciembre y prestaciones de fin de año; sin embargo, el pago a profesores y empleados estaba condicionado a la firma de un convenio para reformar el régimen de pensiones y jubilaciones.

El Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) firmó dicho convenio el 18 de marzo, por lo que ya existen condiciones para que les sean pagados sus salarios, toda vez que el gobierno federal dio solvencia financiera a la Nicolaita para hacerlo, señaló Alfredo Ramírez Bedolla.