MORELIA, Mich., 7 de diciembre de 2018.- Tras los disturbios ocasionados por la final de vuelta de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, Madrid no se hizo esperar en el tema de seguridad.

Alrededor de 4 mil efectivos, de ellos 2 mil 54 policías nacionales, conforman el dispositivo para garantizar la seguridad antes, durante y después del partido de la final de la Copa Libertadores que disputarán el domingo en el Estadio Santiago Bernabéu los equipos argentinos River Plate y Boca Juniors.
Se prevé también que al encuentro asistan 25 mil seguidores por cada equipo y, ante ello, se colocarán las aficiones una frente a la otra.
Así, la del River Plate se ubicará en el fondo norte, y la del Boca Juniors en el fondo sur. Los laterales quedan reservados para la afición neutral.