Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Conviven jugadores de Reboceros de La Piedad con internos

Redacción/Quadratín
 
| 14 de noviembre de 2017 | 16:09
 A-
 A+

LA PIEDAD, Mich., 14 de noviembre de 2017.- Uno de los cinco ejes fundamentales en los que se trabaja desde el interior de todos los centros penitenciarios del estado para una reinserción social integral, es el fomento al deporte.

Por este motivo, las actividades lúdicas y de sano esparcimiento, combinadas con la actividad física, son recurrentes y promovidas desde la Coordinación del Sistema Penitenciario de Michoacán, a través de los directores de los centros de reclusión.

En días pasados, la directora del centro penitenciario de La Piedad, Evangelina Raya Arreola, gestionó ante la directiva del equipo de la Tercera División Profesional de Futbol, Reboceros, una visita al interior de la institución, con la finalidad de que jugadores y cuerpo técnico, convivieran con los internos y recibir de su parte, un mensaje de aliento y de fomento al deporte.

“El deporte es uno de los ejes que las leyes vigentes en materia de reinserción social, establece como prioritaria, es por ello que se busca generar este tipo de actividades para el desarrollo físico y humano de las personas privadas de la libertad”, complementó Raya Arreola.

Los Reboceros llevaron como obsequio, artículos deportivos, los cuales fueron ganados por los internos al anotar un gol por la vía del penalti.

En un ambiente festivo, internos, jugadores y cuerpo técnico, convivieron en conjunto en torno al amor al deporte, en este caso al futbol.

Al final de la actividad y como un gesto de solidaridad y de apoyo a quienes día a día luchan por ser una mejor persona para reintegrase a la sociedad, una vez cumplida su sentencia, los jugadores de la tercera división profesional se desprendieron de sus playeras y zapatos para regalárselos.