MORELIA Mich., 29 de mayo de 2020.- Duro golpe a la cúpula de la Máquina Celeste. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), congeló las cuentas bancarias de Guillermo Álvarez Cuevas, presidente del Cruz Azul, así como de Alfredo Álvarez y Víctor Garcés, por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada.

En la investigación que dio a conocer Noticieros Televisa, el mandamás del equipo de La Noria, Billy Álvarez, es acusado de realizar movimientos irregulares, equivalentes a mil 200 millones de pesos en distintos países.

Ante la acción de instancia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), podrían verse afectados los salarios de los futbolistas de la institución celeste; además, de que el club podría sufrir incluso hasta su desafiliación del fútbol mexicano, de acuerdo al inciso d, del reglamento de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

“Si el dueño y/o los directivos del Club, incurren en actos delictivos o de dudosa reputación, a juicio del Comité Ejecutivo, perderá la afiliación”, señala el artículo 66 de la FMF.

Desde hace varios años, trabajadores de la Cooperativa Cruz Azul ha manifestado problemas por el control de la misma, también, se han presentado en Palacio Nacional, para solicitar la intervención en el caso por parte del Presidente, Andrés Manuel López Obrador.