CIUDAD DE MÉXICO, 14 de septiembre de 2019.- Setenta minutos de Raúl Jiménez en el campo (salió de cambio) no sirvieron de nada a Wolves, que fue goleado en su casa por Chelsea.  

Luego de un balón que quedó a la deriva en los linderos del área, al minuto 32, le apareció rodadito a Fikayo Tomori, quien le pegó como venía, con chanfle, colocación y sólo las redes lo detuvieron para el 1-0.

Dos minutos después, luego de la disputa de la pelota dentro del área y rebotes, le quedó a Tammy Abraham, quien de media vuelta y casi en el área chica clavó el 2-0 para el Chelsea.

Más información: Quadratín México