MORELIA, Mich., 11 de febrero de 2019.- Aunque los números en toda su estadía digan lo contrario, Roberto Hernández registra al mando de Monarcas Morelia su primera temporada para el olvido al sumar solo cuatro puntos de 18 posibles en el Clausura 2019 de la Liga Mx.


La última ocasión que la directiva purépecha perdió la paciencia con un director técnico fue precisamente en la llegada del Comandante a la dirección técnica en sustitución de Pablo Marini, quien se mantuvo en el puesto por cinco jornadas en un torneo clave por la salvación.


Roberto Hernández desde su llegada al timón en la jornada 6 del Clausura 2017, registró además de la salvación en Primera División; un total de cinco victorias, cuatro empates y tres derrotas. Traducidos en 19 puntos que lo llevaron a instalarse en Cuartos de Final en donde fueron eliminados por Xolos de Tijuana.


En el siguiente semestre (Apertura 2017), el cual fue el primero que vivió desde principio a fin en el banquillo, la Monarquía firmó una gran temporada de la mano del Comandante al llevar a sus pupilos al cuarto lugar con 29 puntos y ser eliminados en semifinales por Monterrey. Para el Clausura 2018 la historia se repitió, el equipo estuvo en la fiesta grande al alcanzar el octavo lugar con 24 unidades; fueron eliminados por Toluca en cuartos.


Finalmente para el Apertura 2018 llegaría la debacle purépecha. La salida de Raúl Ruidíaz sin duda fue un balde de agua fría para la afición y para el once titular de Roberto Hernández. Lo anterior fue demostrado cuando en la última fecha se quedaron a la orilla de instalarse dentro de los primeros ocho de la tabla.


Para el presente semestre y ante la salida de elementos como Diego Valdés y Carlos Guzmán, Morelia marcha entre la penumbra tras un triunfo sobre el peor equipo de la Liga: los Tiburones, así como un empate contra Necaxa que los coloca con cuatro puntos. Dos unidades más que en la última ocasión que el conjunto michoacano vivió su peor inicio en un torneo corto (jornada 6 Apertura 2014 2 puntos), en el cual comenzaron a descender peldaños que concluyeron con la lucha de la permanencia en 2017.