MORELIA, Mich., 10 de septiembre de 2015.- De acuerdo con una nota de El Universal el joven Luis Rodolfo Mariscal López, quien estuvo en riesgo de perder la vida por la golpiza que presuntamente le dieron jugadores necaxistas Luis Gorocito y Alejandro Molina, abandonó el Hospital Miguel Hidalgo para continuar su recuperación en su casa.

El estudiante de la Escuela de Ingeniería en Agronomía del Instituto Tecnológico El Llano, que en diciembre terminaría su carrera, fue dado de alta la tarde de este miércoles, después de 23 días de hospitalización con un traumatismo craneoencefálico derivado de la agresión que sufrió y tras haber sido sometido a dos cirugías.

AQUÍ LA NOTA