Panóptico

Panoptico231
23/agosto/2011 0:00
Arturo Hernández Gutiérrez/Quadratín
print this page
-A  A +


La ONG México Evalúa puso en evidencia la incapacidad de todos los políticos mexicanos para darle una respuesta rápida, adecuada y contundente al problema de inseguridad que se vive prácticamente en todo el país desde hace varios años.Documento de impecable factura, el Índice de Víctimas Visible e Invisibles de Delitos Graves (IVVI) consigna que de 2007 a la fecha, el número de homicidios dolosos creció 96%; el secuestro, 188%; la extorsión, 101%; el robo con violencia, 47%, y el robo de autos con violencia, 123%.Recopilación de información que se hizo con base en datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el estudio ubica en 2011 a Michoacán en la posición diez, contra la posición siete en el ranking de 2010.En el apartado de dicho estado se consigna que “entre el periodo de Lázaro Cárdenas Batel y el de Leonel Godoy Rangel, el IVVI y los indicadores que lo componen reflejan aumentos importantes. “El crecimiento más notable es el del indicador de secuestro, que más que se quintuplica al pasar de 0.28 a 1.54, y del indicador de robo con violencia que pasa de 0.27 a 0.71. El indicador de robo de auto con violencia casi se cuadruplica al pasar de 0.39 a 1.46.“El promedio mensual de víctimas de todos los delitos graves se ha incrementado en el periodo de Godoy Rangel con respecto al de Cárdenas Batel.“El promedio mensual de víctimas visibles e invisibles de secuestro casi se sextuplica al pasar de 7 a 39; el de robo de auto con violencia se cuadruplicó al pasar de 39 a 156; el de robo con violencia casi se triplica al pasar de 183 a 515; el de extorsión casi se duplica al pasar de 49 a 90 y, el de homicidio aumentó 36 por ciento al pasar de 170 a 232”.A la luz de todas estas cifras, la administración godoyista poco o nada tiene que decir. No estaría nada mal, entonces, que el mandatario estatal reconociera su fracaso en materia de seguridad pública, amén de su impericia financiera.En estos dos rubros, precisamente, se concentrarán las campañas políticas para renovar la gubernatura, 113 alcaldías y el Congreso del Estado.Silvano Aureoles necesitará muchos argumentos para salir airoso del torrente de cuestionamientos que lanzarán Fausto Vallejo y Luisa María Calderón en ambos temas.La herencia es tan pesada que muchos analistas políticos locales y nacionales prevén desde ahora una derrota del PRD.***Un fuerte revés sufrió Jesús Reyna García en Huetamo, su tierra natal. Resulta que su gallo para la candidatura a la presidencia municipal, Fernando Cano, fue prácticamente arrollado en las elecciones internas del tricolor por Dalia Santana Pineda.Los comicios se realizaron en domingo, se instalaron 46 casillas y el resultado fue el siguiente:Fernando Cano: 2 mil 981 votos, Santana Pineda: 5 mil 502. Votos Nulos: 144. Total de votos en la elección: 8 mil 627. Boletas inutilizadas: mil 373.Total de boletas en esta elección: 10 mil.La cifra de participantes fue considerable, de ahí que las fuerzas políticas opuestas al PRI, en especial el PRD, estén evaluando la situación con mucho cuidado.Y es que las bases de dicho instituto político se encuentran divididas en torno a la candidatura perredista a la alcaldía huetamense.Roberto Coronado, del grupo del expresidente municipal Antonio García Conejo, no concita el consenso total de las bases de la agrupación aurinegra.La demarcación fue reservada y el método de selección se realizó a través de una encuesta, con una muestra representativa de 500 ciudadanos.Coronado salió a la cabeza del sondeo, pero sus opositores sostienen que tuvo también un alto porcentaje de opiniones negativas.Ante esta polarización se menciona que la mejor opción para que el PRD sea competitivo en los comicios del 13 de noviembre próximo, sería Elías Ibarra Torres, quien hace una semana renunció a la jefatura de la Jurisdicción Sanitaria Número 3 de la Secretaría de Salud del Estado (SSE).Integrante del Moduc y con amplia reconocimiento en Huetamo a su trabajo, el médico pediatra, consideran algunos importantes cuadros del perredismo estatal, tendría amplias posibilidades de vencer a Santana Pineda.Ya veremos qué solución se da al tema de Huetamo en esta semana, a pesar de las inconformidades con el manejo del la dirigencia estatal.***En las filas del priísmo zitacuarense hay más dudas que confianza en que Juan Carlos Campos Ponce tenga los argumentos y la voluntad para desarmar la oposición de algunos sectores de dicho instituto político a sus ambiciones por ser candidato a la presidencia municipal.Abel Osorio, Martín Abud y Ricardo González insisten en que la dirigencia estatal quiere imponer la candidatura del diputado local con licencia, con presuntas insuficiencias o irregularidades en la documentación entregada para el registro de precandidatos.Campos Ponce ya tendió la mano a los tres el viernes pasado, al expresar que una vez validado su registro como precandidato, puede sentarse a dialogar con cada uno de ellos para arribar a consensos y con eso a la unidad que tanto pregona el PRI y el candidato a la gubernatura Fausto Vallejo.En conversaciones informales con el autor de esta columna, algunos de los inconformes reconocieron que el diálogo es fundamental para alcanzar la unidad, pero dudaron en las palabras de Campos Ponce.Dijeron a este espacio que esperarán la respuesta del Trife a los recursos de impugnación que interpusieron tras la cancelación de registro que hizo la Comisión Estatal de Procesos Internos del PRI.Los tiempos se agotan para que la dirigencia tricolor en Michoacán dirima el tema Zitácuaro, pero deberá hacerlo con mucho cuidado y tomando en cuenta a todas las corrientes internas del partido.La mala imagen que arroja una elección cancelada con argumentos pobres y con sabor a imposición se combate y desvanecerá únicamente con acuerdos serios e incluyentes. Nada de eso hay en este momento en las filas del priísmo zitacuarense.

NOTAS RELACIONADAS


MÁS EN OPINIÓN